15 ene. 2012

Harry Potter y la piedra filosofal, de J.K. Rowling. (Reseña).

Sinopsis:
Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y el insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En ella le comunican que ha sido aceptado como alumno en el Colegio Hogwarts de Magia. A partir de ese momento, la suerte de Harry da un vuelco espectacular. En esa escuela tan especial aprenderá encantamientos, trucos fabulosos y tácticas de defensa contra las malas artes. Se convertirá en el campeón escolar de quidditch, especie de fútbol aéreo que se juega montado sobre escobas, y hará un puñado de buenos amigos... aunque también algunos temibles enemigos. Pero, sobre todo, conocerá los secretos que le permitirán cumplir con su destino. Pues, aunque no lo parezca a primera vista, Harry no es un chico normal y corriente: ¡es un verdadero mago!


Crítica:

¡Ay,ay, ay! ¿Qué os voy a decir? Mágico, ¿verdad? ¡Clarooo!
Recuerdo aún cuando cayó este libro entre mis manos, y de eso no hace precisamente poco.

Por entonces no era un lector habitual y, gracias a esta magnífica saga, me sumí en el fantástico mundo de la lectura.

Aunque a lo largo de los libros de Rowling se ve una gran evolución, tanto en las tramas como en el vocabulario, he de reconocer que éste primer ejemplar caló hondo en mi interior.

Nada más que decir: ¡Quién no lo haya leído no es humano!


Nota: 10/10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario