11 ene. 2012

Alas de Fuego, de Laura Gallego. (Reseña).


Sinopsis:
La reina Marla, de sólo diecisiete años, es la soberana de una nación resplandeciente. Ahriel, un ángel femenino, está a su lado desde que nació, con la misión de guiarla y protegerla, y de guardar el equilibrio en los reinos humanos. Pero cuando descubre una conspiración para iniciar una sangrienta guerra, Ahriel es traicionada y encerrada, con las alas inutilizadas, en la espantosa prisión de de Gorlián, un mundo primitivo, salvaje y brutal, de donde nadie ha logrado escapar jamás. Ahriel deberá aprender no sólo a sobrevivir en Gorlián, sino también a ver las cosas desde el punto de vista humano... a ras de suelo.


Crítica:
Alas de Fuego es, sin lugar a dudas, una de las mejores obras de Laura Gallego.

Es cierto que es una historia corta, que además se lee realmente rápido, pero no por ello debemos prestarle menos atención.

Este libro narra la historia de Ahriel, una joven ángel que es traicionada por su protegida. Tras su encarcelamiento en Gorlian, que más que una prisión es una especie de mundo paralelo, convivirá con la humillación de vivir en el suelo como una humana, pues su alas le fueron inutilizadas.

Allí dentro tendrá que combatir con todas las criaturas con las que vaya encontrando y luchará para recuperar la dignidad que le fue arrebatada.

Por supuesto, como no podía faltar, hay una preciosa historia de amor que, desgraciadamente, no termina del todo bien, aunque de ella sale algo muy bonito, que sin duda estará muy presente en la vida de Ahriel en la segunda parte del libro.

Lo mejor del libro es la simplicidad con la que está contada, la agilidad y la originalidad de la historia. Nunca me han gustado las historias de ángeles, pero esta es la excepción. De verdad vale la pena, Ahriel tiene algo especial. Ah, y algo bastante importante, la portada está genial.

Lo peor, la brevedad del relato, cosa que queda suplida al haber una segunda parte. Por lo tanto, no tengo nada malo que reprocharle a la autora.  

Nota: 8/10.


No hay comentarios:

Publicar un comentario